Una Cultura Enfocada al Desarrollo Profesional es Clave en estos Tiempos

Vivimos en una época extraña. Los cambios tecnológicos son cada vez mayores y la brecha intergeneracional es cada vez más grande. Los jóvenes, conocidos como Centenials o Generación Z, tienen cada vez más relevancia en la forma en la que hacemos negocio. Esto hace que las generaciones mayores se sientan en riesgo de perder su lugar al no entender el nuevo mercado laboral. Los trabajadores se sienten rebasados y entienden que, de no desarrollar nuevas habilidades, no tendrán cabida en el futuro. Por ello, crear una cultura enfocada al desarrollo profesional es fundamental para blindar a los empleados y a las compañías contra el futuro y así darles la confianza y estabilidad que ansían.

Una Cultura de Desarrollo Sólida No es la Norma

Durante este 2021 tan lleno de cambios estructurales a la empresa y el mercado laboral en general, Grupo Addeco se dio a la tarea realizar una encuesta para ver cuál era el estado de los trabajadores a nivel mundial.

Se encuestó a más de 14,000 colaboradores de 25 países, de entre 18 y 60 años, con trabajos de escritorio, laborando por lo menos 20 horas a la semana. Las preguntas estuvieron enfocadas en su situación actual con relación a su desarrollo profesional; sus respuestas fueron tan desalentadoras como preocupantes. Apenas el 22% de los gerentes y el 31% de los líderes senior están recibiendo algún tipo de capacitación, y solo el 31% de los empleados no gerenciales reciben oportunidades de capacitación. Esto explica el temor que sienten tantos trabajadores de verse desbancados cuando el futuro los alcance.

Crear una Cultura Laboral Enfocada en el Desarrollo Profesional Requiere Medios y Esfuerzo Conjunto

Una cultura organizacional óptima es aquella que ve en sus propios empleados el futuro de la empresa. Por eso, los planes de desarrollo de carrera y movilidad interna deben ser parte intrínseca de su estrategia de negocios. Para que esto suceda, los líderes deben ser los primeros en querer desarrollar el talento interno y destinar recursos para capacitaciones que le permita a su personal crecer dentro del escalafón corporativo.

Un problema común, según demuestra la encuesta, es que muchos gerentes no incentivan a una conversación sobre carrera, por razones diversas, y eso debe cambiar. Para generar una cultura motivadora, los puestos de gerencia media y alta, así como los de dirección, deben ser opciones viables para todos aquellos que exhiban talento y esfuerzo dentro de la empresa.

En el otro extremo, muchas empresas se quejan de la falta de interés de la gente por querer tomar la responsabilidad por su propio desarrollo. Muchos creen que las oportunidades de capacitación deben llegarles por sí solas. Al crear una cultura laboral enfocada en el desarrollo profesional el empleado mismo debe buscar a sus superiores con la misma vehemencia para buscar alternativas laterales y verticales que enriquezcan su experiencia y habilidades.

Como en Todo, el Primer Paso es el Más Difícil

El camino hacia una cultura de desarrollo dentro de tu organización empieza desde la intención inicial de dar el primer paso, ¡así que contáctanos! Nuestros expertos en desarrollo de talento y cultura organizacional te asesorarán para que empieces a darle a tus colaboradores un entorno en el que disfruten trabajar y se motiven a crecer.

Recuerda que el blindaje contra el futuro no es solo para los individuos, también es para las empresas. Así que empieza cuanto antes a desarrollar al talento con el que ya cuentas para que juntos hagan frente a esta nueva era laboral.

Recommended Posts