Cómo Negociar Tu Oferta

Negociar tu salario puede significarte millones de pesos a lo largo de tu carrera. ¿No sabes dónde empezar la conversación? Te mencionamos algunas cosas que debes y no debes hacer cuando negocies tu oferta.

Haz una investigación previa

Haz una investigación previa

¿Cuál es el sueldo promedio en tu industria? Conoce tu valor en el mercado y descubre cómo se compara tu oferta con otros puestos similares en tu ciudad. Las compensaciones varían basadas en educación, años de experiencia, y locación, por lo que es importante escarbar profundamente en tu investigación. Revisa recursos digitales en los que puedas obtener información sobre los sueldos que ofrecen las compañías en tu ramo. ¿Tienes amigos en trabajos comparables? También puedes medir tu valor preguntándoles cuánto ganan. Recuerda que es perfectamente legal hablar sobre sueldos con tus compañeros de trabajo.

Si te estás mudando a una nueva ciudad, considera los gastos que implicará la mudanza y cómo difieren los costos de vivir en la nueva locación. Investiga cuál es el monto promedio de vivienda, impuestos, educación y cuidado infantil, comida, salud, y entretenimiento.

Escoge estratégicamente un número para empezar

Escoge un número en lo alto de tu rango, después de todo, ¡tú vales mucho dinero! Además es importante dejarte un espacio de maniobra porque tu futuro empleador probablemente querrá negociar hacia abajo. Sin embargo, este número debe seguir siendo realista y fundamentado en investigación. Si pides un número completamente fuera de rango, corres el riesgo de que el reclutador pierda interés inmediatamente. Para dejar bien claro que hiciste tu trabajo previo, estudios muestran que debes escoger un número exacto (por ejemplo 87,500 en vez de 80,000).

Decide cuándo será momento de salirte

Determina cuál es el sueldo más bajo que aceptarías y bajo qué circunstancias te verías en la necesidad de declinar la oferta. Podrías querer negarte a la oferta final si esta es menor a lo que ganas actualmente, o si tienes una oferta superior en otra parte. Considera tus gastos fijos, estándares de la industria, y el número que necesitas para sentirte satisfecho con tu cheque.

Recommended Posts