Encontrar las Palabras para Presentarte de una Manera Efectiva

Define quién eres, lo que has hecho, y cuáles son tus metas. Desarrolla las historias que expresen tu yo auténtico.

Puede parecer algo trillado pero aprender un nuevo idioma puede jugar un rol determinante en responder positivamente a la pérdida del empleo y a lograr una exitosa búsqueda de trabajo. Y no me refiero a aprender un idioma extranjero, sino a una nueva forma de hablar de ti mismo. Es un reto. Encontrar un nuevo trabajo requiere un grado de auto promoción, cuando lo que realmente quieres es simplemente transmitir tu yo auténtico. La clave es darte cuenta que ser auténtico y auto promocionarte efectivamente no son incompatible; solo tienes que encontrar las palabras correctas.

En mi práctica de outplacement me he topado con varias formas en las que los buscadores de trabajo pueden llegar a usar el lenguaje poco efectivo. En un extremo están aquellos que simplemente no tienen idea. Tal vez por una cuestión de modestia (“Yo hablo con acciones, no con palabras.”) o por dudas personales (“¿Serán mis habilidades realmente especiales?”); a la gente de este lado del espectro le cuesta encontrar palabras en general, ya ni hablemos de las correctas, para presentarse en el mercado. En el otro extremo del espectro están aquellos con una plétora de palabras – que, de hecho, son demasiadas. En este extremo, su habladuría puede estar enmascarando inseguridad (“Entre más hable, más en serio me tomarán”) o indecisión (“Como no tengo idea de qué camino debe seguir mi carrera, les diré todo.”).

Para los candidatos de niveles superiores, su locuacidad puede mostrarse utilizando lenguaje excesivamente conceptual, o sea, demasiadas palabras grandes o domingueras. Aquí nuevamente puede ser inseguridad (las palabras grandes son buenas para esconderse detrás de ellas) o un simple hábito de la mente. Esos candidatos podrían estar tan acostumbrados a hablar con coloquialismos administrativos, que no toman la distancia para darse cuenta de que los foráneos quizás no estén entendiéndolos. De cualquier forma, igual que con los que no encuentran palabras, ser demasiado palabrero puede impedir la comunicación real. La calidad de lo que dices importa más que la cantidad.

Donde quiera que tú te encuentres en el espectro, un buen punto de partido para presentarte en el mercado laboral es siempre considerarte con relación a la audiencia a la que le estás hablando. Define quién eres, lo que has hecho, y cuáles son tus metas. Desarrolla las historias que expresen tu yo auténtico, pero asegúrate también de vender ese yo auténtico. Aprende y utiliza lenguaje que refleje las normativas del mercado laboral y que le hablen a la gente que está reclutando a nuevos empleados. Practicar tu presentación en términos familiares a tu público objetivo te ayudará a crear un balance entre muy poquito y demasiado. En el proceso, obtendrás una nueva apreciación por tus logros y fortalezas, así como por tu propio valor

Jolanta Jonaszko

Consejos para Presentaciones Efectivas: Acercamiento Conversacional

La comunicación oral está en los primeros puestos de las listas de habilidades que los empleadores valoran – pero hablar en público es uno de los miedos más comunes entre la gente. Sin embargo, hay un forma simple y eficiente de mejorar tu habilidad de presentar: tratándolo como una conversación.

Imagínate que estás comiendo con un colega amigable; tal vez están platicando sobre un proyecto venidero, la comida, o su mutuo amor por los zapatos deportivos. Te pregunto: ¿sientes presión? ¿el peso del juicio de otros? ¿miedo a la vergüenza? Probablemente no. Pero pon un pie frente a un público grande y todo cambia. De acuerdo a una encuesta de Gallup, alrededor de un 40% de la fuerza laboral tiene un miedo agudo a hablar en público, y hasta un 75% experimenta algún grado de ansiedad al presentar.

La habilidad de presentarle a un grupo es crucial para el éxito profesional. De acuerdo a una encuesta llevada a cabo por la Asociación de Colegios y Universidades Americanas, las habilidades de comunicación oral están entre las principales prioridades de los ejecutivos y los gerentes de contratación entrevistados, y sin embargo siempre parece haber una falta de comunicadores realmente efectivos en la fuerza laboral.

Esta carencia de ponentes competentes existe en gran medida por el mal entendimiento de la naturaleza de hablar en público. Para dar tu mejor presentación no necesitas imaginarte, sino entender que estás hablando con un amigo.

Así es como se hace:

Haz Contacto Visual: El contacto visual es la forma más efectiva de atraer la atención e interpretar a una audiencia. “Nunca le hables a un grupo de persona,” dice el profesor de psicología y conferencista internacional Jordan Peterson a su clase, “Háblale a una sola persona y esta transmitirá lo que los demás están sintiendo.” Y tiene la razón. Una vez que ves a la gente a los ojos, tu cerebro empieza a registrar la interacción como una conversación y no como un performance.

Cuenta Historias: Igual que en la hora feliz, las historias son necesarias si lo que quieres es capturar y mantener la atención durante una presentación. Incluso el miembro más ávido de datos duros apreciará una anécdota relevante acerca del tema de tu presentación, pone a la teoría en práctica, provoca estímulos emocionales, y da un respiro de los datos fríos y las gráficas complejas.

Empieza y Acaba: Aunque esto aplica más a un escenario laboral, estoy seguro que tus amigos más parlanchines pueden entender el comentario. Aprenderte bien tu entrada y salida es crucial para el manejo del tiempo, lo que te permitirá tomar más preguntas e incluso improvisar en el medio de ser necesario, además de que evitarás el terrible “Entonces, pues sí,” final; tal vez sea suficiente para una conversación, pero en una presentación, puedes hacerlo mejor.

Ya sea que estés persuadiendo a alguien a probar tu restaurante favorito, o presentando tu nuevo proyecto al equipo, tu meta como presentador es la misma: atrapa e informa para finalmente lograr que la audiencia actúe.

Kenneth Vesey, Universidad de Fordham

Cómo Tolerar el Rechazo en la Búsqueda de Trabajo

El rechazo durante una búsqueda de trabajo es una herramienta valiosa. Evalúa y aprende de este, pero procura no tomártelo personal.

El rechazo es tan parte de la búsqueda de trabajo como lo es de la vida misma en general. La cuestión no es nunca si experimentaremos el rechazo sino más bien cómo responderemos a este. En lo relativo a la búsqueda de trabajo, la gente suele responder yéndose a uno de dos extremos. Hay aquellos que, obsesionándose con el rechazo, se quedan atrapados en una investigación casi forense de todas los factores que lo causaron. En el extremo opuesto están aquellos que efectivamente descartan el rechazo, lo borran de sus mentes y continúan su camino como siempre. Ninguna de las dos respuestas es sana o útil. Los obsesivos pueden encontrarse paralizados por la duda e incapaces de continuar a una velocidad normal. Los negadores pueden encontrarse acelerando su taza de aplicaciones pero sin haber reflexionado o aprendido nada del rechazo.

Claramente, la mejor respuesta al rechazo es la de Ricitos de Oro: Ni muy caliente ni muy fría, ni muy obsesiva ni demasiado desdeñosa. Pero aquí es donde, en el ambiente laboral actual, las cosas pueden complicarse. Los candidatos, más que nunca, sienten la necesidad de presentar su ser más auténtico. El énfasis no está en decirle a los empleadores prospecto lo que quieren escuchar sino en decirles quién eres realmente. Dicha honestidad es para bien. Si las cosas se ajustan bien, un empleador te debería contratar por tu yo auténtico. Sin embargo, para el candidato los rechazos pueden presentar un nuevo tipo de problema. No es solo una presentación cualquiera la que fue rechazada, sino to yo auténtico. La autenticidad, en otras palabras, agudiza el dolor del rechazo. Es ese dolor precisamente el que puede llevar a la gente a los extremos, ya sea el obsesivo (“no me lo puedo sacar de la cabeza”) o el desdeñoso (“Sus opiniones no importan realmente”).

El consejo que yo le doy a mis clientes de Transición de Carrera no es abandonar la autenticidad sino el ser prudente. No existe un solo estándar de autenticidad, no hay una forma correcta de ser auténtico. La autenticidad no es necesariamente una cuestión de decir todo lo que dirías de ti en otros contextos. Puedes decir la verdad y seguir siendo fiel a ti mismo pero al mismo tiempo ser selectivo y deliberado. Previo a una entrevista es una buena idea practicar y preparar respuestas con alguien que conozcas y en quien confíes. Discute pasados rechazos y saca conclusiones de las lecciones aprendidas. En todo momento, recuerda que el rechazo va mano con mano de la búsqueda de trabajo, que es una parte necesaria del proceso de pareo y que lo debes tomar en serio mas no personal.

Jolanta Jonaszko

Licenciada por la Universidad de Oxford en Lengua Moderna y Literatura

Maestra por la Universidad de Yale en Estudios Europeos y Rusos

Cómo Resaltar tus ‘Habilidades Suaves’ en tu Branding Personal

Por décadas ha habido un énfasis fuerte en las habilidades técnicas o “duras” en el ámbito laboral. Los gerentes de contratación escogían gente basándose predominantemente en su experiencia laboral y su entrenamiento. Sin embargo, los empleadores se han dado cuenta de que la experiencia laboral por sí sola, no es suficiente para crear un ambiente productivo y comprometido.

“La gente es contratada por sus habilidades duras y es despedida por su falta de habilidades suaves” dijo el consultor administrativo irlandés Bruce Tulgan.

Esta situación obligó a los empleadores a reconsiderar lo que buscan al momento de contratar. Ahora, no solo están buscando habilidades duras, sino que están exigiendo habilidades suaves como nunca antes.

La Demanda Creciente por Habilidades Suaves

Hoy en día las habilidades suaves son más necesarias que nunca. Las habilidades suaves son las interpersonales, o el don de gente. Aquellos que las tienen, por lo general, son buenos escuchando, persuadiendo, y colaborando. Ellos hacen el ambiente laboral más agradable para los demás. Los empleadores están buscando a esta gente por todos lados, pero no están teniendo tanto éxito.

En 2015, el Wall Street Journal encuestó a 900 ejecutivos y descubrieron que el 92% pensaba que las habilidades suaves eran tan importantes o más que las duras. Sin embargo, el 89% tenía dificultades para contratar a gente que las tuviera. Al año siguiente, LinkedIn entrevistó a 281 gerentes de contratación. Alrededor del 58% indicó que la falta de habilidades suaves en los candidatos, habían limitado la productividad de su compañía.

LinkedIn descubrió que estas son las habilidades que los gerentes de contratación están buscando:

  • Habilidad para comunicar
  • Organización
  • Capacidad para trabajar en equipo
  • Puntualidad
  • Pensamiento Crítico
  • Destreza Social
  • Creatividad
  • Adaptabilidad

Si tú sobresales en cualquiera de las habilidades enlistadas, date una palmada en la espalda porque eres un unicornio. No solo eres excelente para cumplir tareas, sino que además eres un gran compañero de equipo. Alguien como tú está en alta demanda y debes sacar provecho de tu escasez enfatizando estas habilidades en tu branding personal. Cuando eres conocido por tus habilidades suaves, te tendrás que preocupar menos por perseguir a los empleadores porque ellos te empezarán a buscar a ti.

Cómo Mostrar tus Habilidades Suaves en tu Branding Personal

Usa tu currículum, carta de presentación, y perfil de LinkedIn para demostrar que tienes grandes habilidades suaves. Escribe cautivadores ejemplos de comportamientos y resultados que cuantifiquen tus habilidades intangibles.

Con demasiada frecuencia, las habilidades suaves son entretejidas torpemente en el resumen de un candidato (“Buen compañero de equipo con habilidad para llevar a cabo múltiples tareas simultáneamente, que constantemente demuestra adaptabilidad, liderazgo, mente abierta, y optimismo”) dejando al lector la labor de determinar la validez de dichas declaraciones.

Debajo de cada trabajo enlistado, incluye incisos que ilustren tus logros (de tres a seis para tu último trabajo, y de uno a tres para puestos previos).

Usa el modelo SOAR (Situación, Obstáculo, Acción, y Resultado) para contar la historia concisamente. Por ejemplo, si dijiste que eres adaptable, incluye un evento en el que lideraste algún cambio o te adaptaste exitosamente a un nuevo proceso o formato. En vez de meramente decir que eres un buen compañero de equipo, incluye un ejemplo en el que utilizaste tus habilidades interpersonales y comunicativas para lograr un consenso. Las palabras sobre-utilizadas y desgastadas tienden a perder significado dejándote sin diferenciador entre los demás candidatos buscando el puesto. Las habilidades suaves pueden darte una ventaja competitiva, pero es tu labor hacer tangible lo intangible.

La demanda por habilidades suaves es alta pero la oferta es baja. Si tú eres excelente trabajando con otros y haciéndolos sentir a gusto, debes expresárselo a empleadores potenciales. Esto lo puedes lograr confeccionando tus conocimientos y experiencia únicos en tu branding personal. Realza en tu currículum, carta de presentación, o perfil de LinkedIn las habilidades suaves que demuestras efectiva y consistentemente en tu puesto. Pero siempre recuerda dar ejemplos cuantificables. Los términos vagos solo confundirán a los empleadores. Usa números, tiempo, porcentajes, y ejemplos detallados para demostrar que puedes dar resultados.

Las habilidades suaves son tu ventaja competitiva. ¡Enorgullécete de ellas!

Upskill

by Lee Hecht Harrison

Cómo Negociar Tu Oferta

Negociar tu salario puede significarte millones de pesos a lo largo de tu carrera. ¿No sabes dónde empezar la conversación? Te mencionamos algunas cosas que debes y no debes hacer cuando negocies tu oferta.

Haz una investigación previa

Haz una investigación previa

¿Cuál es el sueldo promedio en tu industria? Conoce tu valor en el mercado y descubre cómo se compara tu oferta con otros puestos similares en tu ciudad. Las compensaciones varían basadas en educación, años de experiencia, y locación, por lo que es importante escarbar profundamente en tu investigación. Revisa recursos digitales en los que puedas obtener información sobre los sueldos que ofrecen las compañías en tu ramo. ¿Tienes amigos en trabajos comparables? También puedes medir tu valor preguntándoles cuánto ganan. Recuerda que es perfectamente legal hablar sobre sueldos con tus compañeros de trabajo.

Si te estás mudando a una nueva ciudad, considera los gastos que implicará la mudanza y cómo difieren los costos de vivir en la nueva locación. Investiga cuál es el monto promedio de vivienda, impuestos, educación y cuidado infantil, comida, salud, y entretenimiento.

Escoge estratégicamente un número para empezar

Escoge un número en lo alto de tu rango, después de todo, ¡tú vales mucho dinero! Además es importante dejarte un espacio de maniobra porque tu futuro empleador probablemente querrá negociar hacia abajo. Sin embargo, este número debe seguir siendo realista y fundamentado en investigación. Si pides un número completamente fuera de rango, corres el riesgo de que el reclutador pierda interés inmediatamente. Para dejar bien claro que hiciste tu trabajo previo, estudios muestran que debes escoger un número exacto (por ejemplo 87,500 en vez de 80,000).

Decide cuándo será momento de salirte

Determina cuál es el sueldo más bajo que aceptarías y bajo qué circunstancias te verías en la necesidad de declinar la oferta. Podrías querer negarte a la oferta final si esta es menor a lo que ganas actualmente, o si tienes una oferta superior en otra parte. Considera tus gastos fijos, estándares de la industria, y el número que necesitas para sentirte satisfecho con tu cheque.

Tomemos Prestado el Día de Acción de Gracias

Es cierto, el Día de Acción de Gracias es una festividad estadounidense. Tal vez podamos tener ideas sobre la celebración como tal y nos cause desagrado cuando vemos a mexicanos participando de ella, cuando no tienen ninguna relación con el país vecino. Sin embargo, en LHH creemos que este año, por encima de cualquier otro, el momento es ideal para tomar un respiro, sentarnos a la mesa, y agradecer lo que tenemos.

Este 2020 ha sido un año difícil, hemos perdido mucho en lo económico y lo social debido a una pandemia sin precedentes; familias y comunidades enteras se han visto afectadas, y sin embargo, podemos decir con orgullo que aquí seguimos, en la lucha diaria, juntos.

Por eso en LHH decidimos que este Día de Acción de Gracias era una buena oportunidad para hacer una pausa y hacer cuentas de lo positivo para así poder agradecerlo, porque sin duda, ante la crisis y la pérdida, esa es la mejor medicina. Así que por todo lo que mantenemos, por tener a los que estamos y por haber tenido a los que ya no están, por los que luchan incansablemente por nuestra salud y nuestra seguridad, por nuestro espíritu inquebrantable que siempre se levanta y sigue adelante, por ti, y por ti, y por ti también. Por todos. Por el vecino al que solo puedes ver detrás de una máscara. Por los amigos a los que solo podemos ver a través de una cámara. Por nuestras familias, hijos e hijas, hermanos y hermanas, padres y madres, abuelos y abuelas, primos y primas, tíos y tías, por todos. Gracias. Profundamente gracias. Agradecemos que todos estemos aquí, hombro con hombro, trabajando los unos por los otros.

Por nuestra parte, estamos eternamente agradecidos con ustedes nuestra comunidad, clientes y participantes, que siguen creyendo en nosotros, a aquellos que empiezan a contratar nuevamente y aquellos que nos han encomendado la delicada labor de buscarle cobijo a sus colaboradores en otras empresas. A todos los que han venido en busca de ayuda y apoyo para recuperar la estabilidad y la esperanza en el futuro, les agradecemos que nos hayan elegido como parte de su equipo y les prometemos que moveremos cielo, mar y tierra para conseguirles lo que buscan.

Estas épocas nos obligan a reevaluar nuestras prioridades y a poner las cosas en perspectiva, para que al otro lado de la crisis haya aprendizaje y entendimiento. Así que feliz día de Acción de Gracias, que nos sirva como motivo para hacer del agradecimiento una actividad diaria.

Lee Hecht Harrison

Cómo la Pandemia Está Cambiando la Administración de Talento

nuestros

¿Qué tienen en común CVS Health Corp., una de las compañías de cuidado de la salud más grandes del mundo, Gap Inc., el imperio omnipresente de ropa casual, Hilton Worldwide Holdings Inc., la icónica cadena de hospitalidad, y Delta Airlines, una de las aerolíneas más grandes del mundo?

A primera vista, no mucho. Las cuatro compañías representan cuatro sectores distintivos de la economía global. Pero, si le rascas un poquito más, te darás cuenta de que comparten una meta en común: encontrarle trabajo a la gente desplazada por la pandemia por el COVID-19.

CVS, que ha visto un crecimiento desde que la pandemia golpeó, está desesperadamente tratando de contratar a 50,000 empleados temporales para trabajar en bodegas y rellenar anaqueles en sus tiendas. Para cubrir sus necesidades, CVS se asoció con Gap, Hilton, y Delta para cubrir esas vacantes usando a los cientos de miles de empleados que fueron despedidos o puestos en pausa.

La singular sociedad empezó cuando Jeff Lackey, jefe reclutador en CVS, se comunicó con contactos en RR.HH. de compañías que sabía estaban siendo afectadas fuertemente por el cierre económico relacionado con la pandemia. “Agradezco el espíritu de las sociedades,” le dijo el Sr. Lackey al Wall Street Journal. “Le digo a la gente, ‘solo tenemos un enemigo ahorita, y es el coronavirus’.”

El acuerdo ad hoc entre CVS y las otras compañías fue muy popular entre los empleados desplazados. De cierta manera, quizás demasiado popular. Tras la creación de portales virtuales para poder aplicar a las plazas abiertas, CVS se inundó con 900,000 currículums para cubrir 50,000 puestos.

La intención de la sociedad de CVS era noble y vanguardista, pero también fue algo impráctica. CVS estaba respondiendo rápidamente para cubrir sus propias necesidades y ayudar a empleados pausados, pero la forma en la que lo hicieron no era sostenible.

Aunque las otras compañías solo le estén “prestando” sus empleados pausados a CVS, la forma de pensar detrás de esta sociedad refleja un nuevo énfasis en el talento como una fuente renovable que le permita a las organizaciones crecer en esta economía post-pandémico.

“Tenemos que aceptar que conforme vayamos saliendo de la pandemia, y la gente empiece a regresar a trabajar, no todos regresarán a los mismos trabajos o a hacer lo mismo que hacían antes,” dijo Alan Wild, Jefe de Relaciones y Contacto Laboral en IBM.

Wild tuvo asiento de primera fila para este modo, ahora anticuado, de administración de talento. Durante la primera parte de los 2010’s, Wild platicó que IBM estaba tratando de transformar rápidamente su negocio para mantenerse a la par de los avances en IA y el aprendizaje de máquinas. Para hacerlo, empezó una agresiva campaña para deshacerse de cientos de miles de empleados con habilidades caducas, y adquirir a un número casi igual de nuevos empleados con habilidades más contemporáneas. “En ese entonces estábamos enfocados en reestructurar y contratar a nueva gente; mi presupuesto para despidos era seis veces más grande que el que tenía para reentrenamiento,” dijo Wild, actual director de asuntos globales para la HR Policy Association situada en Washington, “¿En qué plantea tiene eso sentido?

Afortunadamente, Wild comentó que IBM se dio cuenta rápidamente que no existían suficientes candidatos externos para cubrir sus necesidades, y que mucha de la gente que estaban corriendo, podían cubrir algunas de las necesidades actuales y futuras con un poco de reentrenamiento. Conforme evolucionó la década, también lo hizo la estrategia de talento de IBM.

Para el final de la década, el enfoque de IBM cambió dramáticamente, y la compañía se convirtió en líder en entrenamiento y re-entrenamiento, “Como muchas otras organizaciones, nosotros teníamos mucha memoria muscular formada alrededor de despedir y contratar, y necesitábamos obtener nueva memoria muscular alrededor de la reutilización, el re-entrenamiento y la re-implementación,” dijo Wild, “y eso es lo que hicimos. Puse a mi gente a dedicarse a la administración del rendimiento y del entrenamiento. Eventualmente, lo volvimos parte de la cultura convencional.”

Ahora, conforme más organizaciones planean para la recuperación post-pandémica, hay un creciente interés en la estrategias de administración de talento renovable. Irónicamente, Wild mencionó que la pandemia creó una oportunidad para que las organizaciones eliminen la mentalidad del despido y la contratación de una vez por todas, y la remplacen con mecanismos para emparejar a los empleados actuales con las futuras necesidades de trabajo.

Las organizaciones que lideren en la adopción de estrategias de administración de talento renovable no solo van a resolver la escasez de habilidades más efectivamente, también construirán una marca de empleador superior. Sin embargo, aquellas organizaciones que se queden atrás, se darán cuenta de que la tarea de encontrar gente con habilidades para el futuro será mucho más difícil que como lo fue previo a la pandemia.“Cuando salgamos de la pandemia, vamos a tener organizaciones líderes en la forma en la que se enfocaron en crear oportunidades para el futuro,” dijo Wild “Y tendremos otras organizaciones que seguirán enfocándose en los despidos y otras prácticas derrochadoras. Este es el momento de poner a tu organización del lado correcto de la ecuación.”

5 Consejos para un Networking Virtual

Del Blog the Vettery

El Covid-19 y el cambio hacia el trabajo remoto ha causado que el networking profesional se vuelva completamente virtual. Estos son nuestros cinco mejores consejos para un exitoso networking remoto.

El Covid-19 y el cambio hacia el trabajo remoto ha causado que el networking profesional se vuelva completamente virtual. Mientras que el networking remoto siempre ha sido una opción, en estos tiempos es nuestra única opción. A continuación te presentamos nuestros cinco mejores consejos para hacer construir tu red remotamente.

1. Haz una lista de gente en tu red

¡Tu red es probablemente mucho más grande de lo que crees! Haz una lista de tus previos colegas, compañeros de clase, compañeros de equipo, amigos de amigos, etc. que considerarías beneficioso contactar – ya sea por su experiencia, su puesto, o la compañía para la que trabajan lo que te llame la atención. Debido a que la mayoría de la gente está trabajando remotamente y no tiene muchas actividades extracurriculares, este es el momento perfecto para reconectar.

2. Utiliza LinkedIn

Una vez que tengas tu lista, métete a LinkedIn. Como probablemente ya lo sabes, LinkedIn es un gran recurso para la creación de una red profesional. Sin embargo, antes de empezar a contactar gente, asegúrate de que tu perfil de LinkedIn presente la mejor versión de ti. Te recomendamos verificar que contenga lo siguiente: una foto reciente, tu actual puesto o el último que sostuviste, un historial laboral actualizado y preciso, y tus habilidades más relevantes. Adicionalmente, no olvides llenar la sección de Resumen en la parte superior de tu perfil con una breve autobiografía.

3. Únete a Grupos de Networking en Línea

Ahora también es buen momento para considerar unirte a grupos de networking. Empieza por buscar grupos de exalumnos, de industria, o de gustos afines en LinkedIn o Facebook, o incluso solo hacer una búsqueda en Google. Además de las plataformas de redes sociales, ahora también hay oportunidades virtuales de networking como MeetUp, donde los eventos que ocurrían en persona han sido llevados al plano virtual. Fuera de los grupos oficiales, también podrás hacer conexiones profesionales participando en foros y chats en línea; piensa en Reddit, StackOverflow u otros sitios específicos a tu industria. Finalmente, las publicaciones y podcasts de tu industria frecuentemente contienen un espacio dedicado a su comunidad para conectarse a través de grupos en LinkedIn o canales de Slack o Discord.

4. Participa en Clases en Línea

Tomar una clase remota no solo es beneficioso para adquirir nuevas habilidades y avanzar tu carrera, también puede ser una gran herramienta para construir tu red de contactos. Por ejemplo, cuando tomas una clase a través de un programa como General Assembly, serás invitado a un canal de Slack con tus compañeros de clase y tu maestro para hacer preguntas y participar en discusiones de grupo. Una vez que termine el curso, no se te olviden las relaciones que creaste – conecta virtualmente con la gente que conociste en clase. Así de fácil añadirás otra capa a tu red con gente con intereses similares a los tuyos.

5. Programa Charlas Virtuales con Café 

Solo porque la mayoría de nosotros estamos trabajando y viviendo remotamente, no quiere decir que no nos podamos reunir (virtualmente) para un cafecito. Invita a tu contacto a una video-llamada donde ambos puedan platicar con una taza de café o té. Esta es una forma considerada y relajada para ponerse al corriente con un viejo colega o con un nuevo contacto. Estas charlas virtuales con café son una buena manera de traer un poco de confort familiar a esta nueva forma de reunirse con la gente.

Ya sea remotamente o en persona, el networking profesional se trata de crear y mantener relaciones a través del tiempo. Sé proactivo y no te esperes hasta que requieras buscar un nuevo trabajo para empezar a construir tu red de contactos. Usa este tiempo de trabajo remoto y vida remota generalizada para crear conexiones significativas que durarán a lo largo de tu carrera.

Habilidades Clave de Liderazgo

Habilidades Clave de Liderazgo

Las habilidades de liderazgo son aquellos comportamientos que un líder adopta, o va adquiriendo a través de la experiencia, para lograr robustecer su crecimiento y éxito dentro de una organización. En el contexto actual, en donde los avances tecnológicos y sociales conllevan cambios constantes en la forma de interactuar con el entorno, el poseer determinadas habilidades resulta fundamental.  Sin embargo, las habilidades que se requieren en este nuevo entorno cambiante se han transformado y mantienen un dinamismo constante que demanda un grado mayor de adaptación y resiliencia.

Cada empresa, por la industria en la que se desenvuelve, el mercado que atiende, la complejidad de su operación e incluso su estructura orgánica, demanda un set de habilidades distinta para sus líderes. Por esta razón, resulta complejo establecer un “perfil único” de competencias para un líder en la actualidad y que pueda ser aplicado a cualquier organización, sin embargo, las siguientes son algunas de las habilidades más comunes que son requeridas para los líderes en las empresas de hoy en día:

Estrategia

El líder actual requiere más que nunca conocer y anticiparse a los cambios del mercado, planeando y analizando las acciones y metas con un espectro más amplio que únicamente el de alcanzar un objetivo. Se debe identificar con claridad cómo un objetivo individual se alinea a otros objetivos organizacionales para garantizar el éxito de la organización.

Pensamiento Crítico

La interpretación, evaluación y análisis del contexto son indispensables para que el líder actual tenga la capacidad de generar estrategias exitosas.

Inteligencia Emocional

La habilidad de relacionarse y comunicarse de forma equilibrada, empática y eficiente toma una relevancia nunca antes experimentada dentro del mundo corporativo. La inteligencia emocional, incorpora la capacidad de autocontrol, empatía y gestión de las emociones. El gestionar las emociones no solo individuales sino de un equipo de trabajo a través de la medición, la motivación y el desarrollo de habilidades sociales permiten al líder actual una perspectiva fresca en la toma de decisiones y desempeñarse dentro de un entorno dinámico. Esta competencia, suma una capacidad de general alianzas y mejorar técnicas de negociación.

Agilidad

Esta es una de las habilidades más demandadas en un líder hoy día. Un líder ágil tiene la habilidad de accionar estrategias de forma certera en condiciones rápidamente cambiantes. Le permite anticiparse al cambio o mejor aún, promover el cambio. La visión y la coordinación de esfuerzo con otros líderes son pilar de esta habilidad.

Creatividad e Innovación

El mismo entorno cambiante exige al líder actual pensar de una manera menos rígida y estructurada teniendo la capacidad de adoptar nuevas tecnologías en favor de la organización y generando formas de actuar que le proporcionen la capacidad de ver lo que otros no ven. Esta habilidad permite solucionar problemas de una manera más eficiente, con una visión más estratégica y utilizando metodologías novedosas que brinden mayores beneficios a la organización, sus clientes y el equipo de trabajo.

Estas y otras habilidades se pueden desarrollar y mejorar por medio de procesos de desarrollo de liderazgo como el Coaching Ejecutivo los programas para Desarrollo de Competencias. Algunas otras habilidades pueden ser modificadas a través de la práctica constante y la modificación de procesos habituales de trabajo.

Talent Development

talent development lhh

¿Qué es Talent Development?

Talent Development, es el conjunto de estrategias que una empresa planea y ejecuta para reforzar las habilidades y competencias de su personal quesirven como base para la creación de un plan sustentable orientado a retener talento, implementar una cultura de crecimiento y alcanzar los objetivos estratégicos de una empresa. El desarrollo de líderes, la continua retroalimentación y la responsabilidad de cada individuo para su crecimiento profesional, se combinan con el compromiso de una empresa para facilitar las herramientas que permitirán convertir estas acciones de liderazgo con enfoque a trabajar de forma individual y conjunta en el crecimiento de una organización.

¿Cómo crear y llevar a cabo una estrategia de Talent Development?

La creación e implementación de una estrategia exitosa de Talent Development, requiere una planeación detallada para asegurar su sustentabilidad. Dicha estrategia debe responder siempre a las necesidades del negocio, manteniéndose flexible y adaptable a su dinamismo. Para lograrlo, se debe el rumbo al cual se desea llegar en materia de Desarrollo de Talento, identificar cuáles son las competencias que se requieren o que resultan indispensables para su exitosa implementación.

Posteriormente, se debe identificar el punto de partida, es decir, conocer a detalle la situación actual de la empresa, en materia de dominio de habilidades de liderazgo. Esta actividad debe llevarse a cabo con apoyo de herramientas efectivas de medición que brinden una perspectiva objetiva y cuantitativa de la situación actual.

Asimismo, hay que formular un plan específico y alcanzable de desarrollo, con base en las brechas identificadas, así como estableciendo una serie de acciones, responsables y tiempos que permitan reducirlas y fomentar el continuo crecimiento del talento de la organización.

Una vez efectuados los pasos antes mencionados, es fundamental evaluar el éxito de la estrategia de Talent Development, éste se mide a través de la valoración de indicadores como el logro de resultados individuales y de grupo, la retención de talento y el fortalecimiento de las habilidades de liderazgo, para así crear un efecto expansivo al inspirar el cambio positivo enfocado al logro de objetivos del negocio a través del crecimiento del talento.